Misioneros de los Santos Apóstoles
América Latina

Principal / Casa General MSA / Brasil / Colombia / Canadá / Perú / Venezuela / USA / Vietnam / Vietnam  (Inglés) / Paróquia São Jorge /  Gente Re-Gente / Hogar San Pedro / Colegio Winnetka / Holy Apostles College & Seminary / San Juan María Vianney / Fundación P. Menard / Villa la Paz /Amenidades - Vídeos /Archivos Enlaces /Patronos / Radio Vaticano / Liturgia Dominical / Vídeos MSA / Historias de la Bíblia   / Recursos para la Oración en MP3  

Blogues MSA MSA - Perú MSA - Colombia / MSA - Venezuela / MSA - USA


Fiesta de San José

Padre Adoptivo de Nuestro Señor Jesucristo

Esposo de la Santísima Virgen María

 

Over em Português o Evangelho - clic aqui 

19 de marzo

MONICIÓN DE ENTRADA

        La Sagrada Escritura califica a José como un “hombre justo”. Es un título que las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento dan a personas que tratan de vivir fielmente según los planes de Dios. Ciertamente José jugó un papel importante en el Plan de Salvación de Dios; Dios confió a su cuidado al Salvador Jesús. Experimentó muchas dificultades ocasionadas por tan importante misión; pero pasó la prueba y sirvió bien a Dios, como hombre de fe, generoso, y ciertamente “justo”.

ORACIÓN COLECTA

Oh Dios y Padre nuestro: Tú encomendaste tu Hijo Jesús al cuidado delicado de José. Danos la fe de este hombre justo, Patrón de nuestra Iglesia, para que siempre te escuchemos y te sirvamos en todo lo que nos pides aun cuando no entendamos perfectamente a dónde nos llevas.  Haz que, como San José, vivamos siempre cercanos e íntimos a tu Hijo Jesucristo, nuestro Señor.

MONICIÓN SOBRE LA  PRIMERA LECTURA

El profeta Natán promete al rey David un descendiente que reinará siempre y que edificará un templo en el que el pueblo dará culto a Dios. Este descendiente es Jesús al que llamamos el Hijo de David. Gracias a Jesús, el nuevo templo, podemos adorar a Dios en espíritu y verdad sin necesidad de templos.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

PRIMERA LECTURA
 

Primera Lectura: II Samuel 7,4-5a.12-14a.16
"El Señor Dios le dará el trono de David, su padre"

En aquellos días, recibió Natán la siguiente palabra del Señor: "Ve y dile a mi siervo David: "Esto dice el Señor: Cuando tus días se hayan cumplido y te acuestes con tus padres, afirmaré después de ti la descendencia que saldrá de tus entrañas, y consolidaré su realeza. Él construirá una casa para mi nombre, y yo consolidaré el trono de su realeza para siempre. Yo seré para él padre, y él será para mí hijo. Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia; tu trono permanecerá por siempre

Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL

SALMO 88

R -Su linaje será perpetuo.

Cantaré eternamente las misericordias del Señor, / anunciaré tu fidelidad por todas las edades. / Porque dije: "Tu misericordia es un edificio eterno, / más que el cielo has afianzado tu fidelidad." R.

Sellé una alianza con mi elegido, / jurando a David, mi siervo: / "Te fundaré un linaje perpetuo, / edificaré tu trono para todas las edades." R.

Él me invocará: "Tú eres mi padre, / mi Dios, mi Roca salvadora." / Le mantendré eternamente mi favor, / y mi alianza con él será estable. R.

MONICIÓN SOBRE LA  SEGUNDA LECTURA

Todo depende de la fe, todo es gracia, nos escribe San Pablo. Sólo por la fe somos salvados y justificados. Abrahán, José y todos los servidores de Dios vivieron arraigados en una fe grande en Dios. Nosotros heredaremos las promesas y seremos celebrados no por nuestras obras sino por nuestra fe y obediencia.  Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

SEGUNDA LECTURA

Romanos 4,13.16-18.22
"Apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza"

Hermanos: No fue la observancia de la Ley, sino la justificación obtenida por la fe, la que obtuvo para Abrahán y su descendencia la promesa de heredar el mundo. Por eso, como todo depende de la fe, todo es gracia; así, la promesa está asegurada para toda la descendencia, no solamente para la descendencia legal, sino también para la que nace de la fe de Abrahán, que es padre de todos nosotros. Así, dice la Escritura: "Te hago padre de muchos pueblos." Al encontrarse con el Dios que da vida a los muertos y llama a la existencia lo que no existe, Abrahán creyó. Apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza, que llegaría a ser padre de muchas naciones, según lo que se le había dicho: "Así será tu descendencia." Por lo cual le valió la justificación.

Palabra de Dios

MONICIÓN SOBRE EL EVANGELIO

Jerusalén es la ciudad santa, la ciudad de la fiesta de la Pascua. José, María y Jesús peregrinan a la ciudad. Jesús se queda en la casa de su Padre, en el templo. Frustración y enfado de José que busca al hijo perdido. Es tarea de todos los padres buscar y encontrar a tantos hijos perdidos. Escuchemos la proclamación del Evangelio.

EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 2,41-51a

"Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados"

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca.

A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: "Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados." Él les contestó: "¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en
la casa
de mi Padre?" Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad.

Palabra del Señor

ORACIÓN DE LOS FIELES

Al celebrar hoy la fiesta de San José, presentemos al Señor nuestras intenciones con su valiosa intercesión, y digamos:

R/ Señor, escucha nuestra oración.
 

  1. Señor, te rogamos por tu Iglesia, para que honre a San José, su patrón, por medio de un liderazgo responsable y comprometido; y así te decimos:
     

  2. Señor, te rogamos por los gobernantes y oficiales públicos, para que gobiernen y dirijan a sus pueblos con sabiduría, actitud de servicio y justicia; y así te decimos:
     

  3. Señor, te rogamos por los padres y cabezas de familia, incluyendo madres y padres solteros, para que se dediquen seriamente a la educación y desarrollo integral de sus hijos; y así te decimos:
     

  4. Señor, te rogamos por los trabajadores que viven del trabajo duro de sus manos en empleos manuales: para que hagan su trabajo a conciencia y se sientan orgullosos de ello; y así te decimos:
     

  5. Señor, te pedimos por nosotros mismos, para que seamos hombres y mujeres que, como San José, sepamos cómo servir y vivir en tu presencia; y así te decimos.
     

Señor, que la inspiración de San José nos ayude a todos a servirte con verdadero amor. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
 

  Esta Web fue actualizada el terça-feira 21 de julho de 2015

Sugerencias, información y Comentarios a los MSA y a esta WEB:

msacol1@elsitio.net.co ((Colombia)   msaperu@telefinuca.net.pe (Perú)  msavene@telcel.net.ve (Venezuela)

al inicio